Blog

STOP WORK EN PIJAMAS

20190703_105324

 

No recuerdo donde, pero leí un comentario sobre el hecho de trabajar desde casa y la vestimenta ¿les suena?

Vivimos una fuerte tendencia al trabajo independiente, emprendedor, freelance, que regularmente se gestiona desde casa, (mi situación actual), es cómodo, pero también desorganizado muchas veces al no poder separar espacios y momentos de trabajo o esparcimiento.

Bien, a raíz de esto hay muchas cuentas en IG donde brindan consejos útiles desde la propia experiencia para que no nos abrumemos entre la cama y la computadora, yo sigo muchas de estas cuentas, y entre lecturas encontré una inspiración.

Ya de por sí es difícil manejar un emprendimiento sola, pero el hecho de trabajar en casa con ropa de casa (o en pijama) nos baja mucho la autoestima y no le da un marco serio a nuestro trabajo.

Digo esto porque al vernos desaliñadas en el momento de hacer nuestra actividad nos decae, cuando vemos una publicidad en donde el espacio de casa es divino y la cama también con el cafecito al lado en punta en blanco es ficción (a veces) los primeros días es divertido, pero después es una pesadez donde no se delimita ni la rutina, ni qué ropa tengo.

Esta bueno prepararse y vestirse para trabajar en nuestra casa, pero también tener un espacio definido como un escritorio y tener un horario de llegada y partida (por más que no nos movamos espacialmente)

Arma conjuntos semanales, no tienen que ser formales, simplemente algo que te guste y con lo que saldrías a la calle. Basta de pantalón pijama y pantuflas.

Yo estuve mucho tiempo en ese espiral, ahora lo encaro de otra manera y cada tanto salgo a tomar un café o a trabajar en el espacio de Co Working para tomar aire y tener contacto con otras personas.

Por consultorías en lifestyle e imagen consultame a pola.gab10@gmail.com

 

20190627_184617
Esto es tierno, cómodo No

LA AMIGA DE LOS CONSEJOS

Alguna vez tuvimos o tenemos a alguien que nos daba una buena sugerencia sobre lo que nos ponemos, o sobre como cuidar el cutis.

Pues bien, queremos homenajear a esa amiga o incentivar a alguien que desee renovarse con un TALLER sobre POTENCIAR TU IMAGEN Y CUIDADO DE LA PIEL.

Una vez más POLA.GAB y ESTUDIO G – artista de la belleza, nos unimos para ofrecerte y compartir los mejores tips para reconocerte en tu propia imagen y belleza.

 

66112119_409445749781262_5678327282234556416_n66124493_409445773114593_3502185602390949888_n

Vamos a hacer pruebas de colorimetria y siluetas: con diagnósticos personalizados para que aprendas a usar las prendas que ya tenes.

🌸Demostración en vivo de limpieza, tonificación e hidratación. Vas a poder probar todos los productos para el cuidado de la piel, identificando los diferentes biotipos cutáneos y diagnosticando tu tipo de piel.

🌸Incluye material de trabajo y coffee break.

¿Cuándo? El sábado 20 de julio de 14 a 18hs en zona sur, Comodoro Rivadavia.

Podes asistir sola o en compañía de una amiga.

Consulta los precios y beneficios especiales.

Te esperamos!

ACABAR CON LA CULTURA DEL DESPERDICIO

pexels-photo-994523

 

La tecnología, la publicidad y su abrumante plataforma de imágenes y estímulos nos atraen a la acción del consumo.

Todo lo que hay que tener para sentirse bien y ser parte dé, en este caso la moda, la vestimenta. Vivimos en un momento fast fashion (moda rápida) donde vemos cambios constantes de colecciones a bajo precio. Es en el bajo precio o en el descuento donde nos atrapa el consumismo.

Compramos algo súper barato, pero sin pensar su funcionalidad; es como ir al kiosco, donde compras algo al paso. Por ejemplo: en la avenida San Martin tenemos Isadora y Todomoda, yo hice esto de entrar “A ver que onda, que hay de nuevo” y algo me terminé llevando ¿lo hicieron alguna vez?

Sin ánimos de juzgarnos, esto lo escribo para reflexionar. No es un camino difícil tomar otras decisiones respecto al consumo, para esto es muy importante conocernos, conocer nuestro cuerpo, formas, colores, eso nos da la pauta para hacer elecciones seguras. Es decir, yo no me voy a comprar algo solamente porque está de moda, antes voy a pensar si es para mi cuerpo y mi estilo de vida, pensar en todas las posibilidades de uso.

Mediante el servicio de guardarropas, por ejemplo, se hace una visualización consciente (y hasta de shock) de las prendas que tenemos para darles otro destino.

El propósito es salirnos “del usar y tirar” cuando podemos reciclar, devolver e intercambiar.

Este nuevo enfoque respecto al cambio climático permite que nos acerquemos en términos de comunidad: compartir, intercambiar, usar y tener sólo lo necesario, ¿Cuántas de nosotras sabemos arreglar prendas? ¿Vemos las etiquetas? ¿Cómo se usa, cómo se lava, cómo se le da mayor vida a la prenda? ¿Le compramos a pequeños emprendedores/diseñadores?

 

aff2e4d8be32901e5cc419a75d2e399b

 

Los diseños de las grandes casas son una ilusión (económicamente hablando) son piezas exquisitas sin dudas, pero como dijo la influencer y modelo Lucia Masau “A medida que los consumidores estén más informados, la industria no tendrá más opción que adaptarse a sus necesidades.”

 Desde nuestro pequeño lugar podemos hacer algunos cambios en nuestros comportamientos como las compras conscientes, el arreglo de prendas, mirar con atención las etiquetas, organizar y promover ferias garages que tan lindas son.

Las cosas más peculiares y duraderas se encuentran en las ferias. Oh sí.

Dejo algunos datos desde la página de la ONU para tener en cuenta. Cuentenme cómo lo trabajan desde sus casas

 

Impacto ambiental de la industria de la moda:

Se requieren 7500 litros de agua para producir unos jeans

El sector del vestido usa 93.000 millones de metros cúbicos de agua cada año, una cantidad suficiente para que sobrevivan 5 millones de personas

La industria de la moda es responsable del 20% del desperdicio total de agua a nivel global

La producción de ropa y calzado produce el 8% de los gases de efecto invernadero

Cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura

La producción de ropa se duplicó entre 2000 y 2014

 

https://news.un.org/es/story/2019/04/1454161

LOS COLORES DE MI ESTÉTICA (Y MI VIDA)

batch_DSCN1960

Muchas veces nombré y traté de explicar (y explicarme) el valor de la Colorimetría y su uso mediante la pantonera (paleta de colores).

¿Para qué usamos esta pantonera? Bueno, es para conocer con certeza los colores que favorecen mi piel. La relación y superposición entre distintos colores generan efectos positivos o negativos. En nuestra piel podemos notar estos efectos cuando usamos prendas superiores y alrededor del rostro con colores que no nos favorecen.

La cosa es así, naturalmente nos sentimos atraídas por algunos colores más oscuros, más claros, o simplemente no nos arriesgamos a probar nuevos tonos (negro forever).

Nuestro rostro también tiene distintos colores: en la piel, las mejillas, los labios, los ojos, cejas y cabello.

Todos los colores se dividen en dos grandes grupos: FRIOS Y CALIDOS

Los colores fríos son aquellos que tienen tonos azulados o grises. Son intensos y profundos.  Pero también hay tonos suaves y acuosos.

Esto se logra mediante la intensidad y contraste en nuestra piel.

A mayor contraste, más intenso es el color: AIRE también llamado INVIERNO

 

A menor contraste, menor intensidad: AGUA también llamada VERANO

 

Las personas de temperatura FRIA son de pieles muy blancas y también morenas, cabellos muy oscuros, o rubios cenizas. Los labios y mejillas tienen tendencia al rosado.

Los colores cálidos en cambio, tienen mayor presencia de amarillos y rojizos. Se asocian a la tierra, al mostaza, pero también los hay brillantes y tropicales.

A mayor contraste, mayor intensidad y terrosidad del color: TIERRA, también llamado OTOÑO.

 

A menor contraste, mayor estridencia y brillo del color: FUEGO también llamado PRIMAVERA.

 

Las personas de temperatura CALIDA son de pieles oliváceas, morenas y doradas. Los cabellos tienen pigmentos dorados y las mejillas y los labios tienen tonalidad durazno.

Como ven, esto está asociado a la naturaleza: elementos y estaciones. El resultado de una prueba de color reafirma la percepción sobre determinada elección o crea una nueva estética en la persona reconociendo aquellos colores que fortalecen su imagen. Es muy importante la fuerza del color para renovarnos y reconocernos.

Con una de estas pantoneras las combinaciones son infinitas! Y eso también renueva nuestro placard y nos da la sensación de tener más ropa.

Las combinaciones más usuales son

 

COMPLEMENTARIOS: colores enfrentados. FAMILIARIDAD: colores de al lado.

Esta regla también aplica a un circulo cromático

0d40bf5f44c070778efe06def800dbef

 

 

El beneficio de la pantonera es que es personalizada y es la que permite encontrarnos con nuestra estética personal.

Color es un mundo aparte, si queres saber más contactate con nosotros mandando un mail a pola.gab10@gmail.com

Nos vemos!

 

48362985_313885766003928_3424676827271004160_n

La ornamentación de los cuerpos

8b66ae8e8843c1649043b25c1c727ceb

 

Hace un tiempo me preguntaba a quién me estaba dirigiendo cuando cada tanto ofrecía tips de imagen -pregunta super importante para emprendedores- y si les interesaba realmente.

Muchas veces observo en el público joven la variedad de looks, colores, estilos, ¡Muy cancheros! Y me fascina, pero empiezo a dudar si serían parte de mi público, ¡no necesitan una asesoría de imagen!

En mi corta experiencia relaciono la asesoría de imagen con un servicio para quienes transitan momentos claves en sus vidas, cambios o un evento protocolar importante, tal vez sea hora de ampliar las aristas.

Pero al margen de eso, ¿importa la vestimenta? Y caigo en una contradicción del por qué verse bien, atender la primera impresión y por otro lado “Who cares?” nos vestimos como queremos. Y ese es el punto, querer, querer mostrar, porque “soy”.

La ornamentación de nuestro cuerpo tiene un sentido inconsciente, recrea un cuadro situacional: prendas de vestir, la disposición del cabello, agentes cosméticos, perforaciones en el cuerpo, tintas, etc.

Todo se objetiviza para la mirada del otro y muchas veces la moda lo adquiere para llevarnos a su lado en carácter de consumidores.

Miradas de aprobación o rechazo, juegan la autenticidad y el “hermoseamiento” del cuerpo. Repito, es un acto involuntario, por eso muchas veces cuando pregunto ¿Qué estilo te gusta? La respuesta es “no lo sé”, y no hace falta una respuesta en palabras porque la propia imagen me lo comunica, es maravilloso.

En la variedad está el gusto, lo que nos ponemos, los colores que usamos, podemos ser inspiración para otros. Por eso amo la ropa.

PD: tal vez siga con tips de imagen (o no)

 

descarga.png

Refe: “La fragmentación del cuerpo como máscaras del sujeto” Ally Rafael Mendoza Rondon

LO PARTICULAR DE MI

23d17d79a490634011215fe81d299d43

 

Existen tantos rasgos como personas, y detalles característicos de nuestra cara, que hacen que sea inolvidable.

No me refiero a tener un rostro perfectamente simétrico ni con la piel de porcelana como el estereotipo dé, sino a cómo convivimos con nuestras asimetrías grandes y pequeñas.

En mi caso es la nariz, importante en su tamaño, pero jamás me avergoncé, ni fue un complejo ¿Qué si fantaseé con la rinoplastia? ¡Muchas veces! Pero cuando vuelvo a la realidad digo “no” porque esto es lo particular de mí, mi rasgo característico, y tengo un montón de otros rasgos que me gustan mucho más y juntos hacen a mi rostro (gustoso o no, eso no importa)

Sin embargo, atiendo a algunos detalles para no hacerla más notoria porque busco generar una armonía con mis rasgos. Detalles como el uso de flequillo recto o el cabello peinado a dos aguas no sería lo ideal en mi caso.

Nuestras estructuras y formas son tan perfectas por el solo hecho de ser diferentes unas de otras, siempre que la sintamos parte de nosotros.

Los retoques o la magia con make up es válido cuando el deseo es propio y no impuesto.

¿Qué es lo particular de vos y cómo lo embelleces?

 

Processed with VSCO with p5 preset

¿QUÉ LLEVO CONMIGO?

Alguna vez he escuchado por ahí que el bolso de las mujeres es un mundo aparte. Pues no es mi caso, primero que no soy muy fan de las carteras, sí de las mochilas, las amo; y en segundo lugar en realidad preferiría no llevar nada encima.

De hecho, cuando era más chica llevaba lo necesario en el bolsillo de mi campera y listo, pero como vamos creciendo y una se va poniendo más mañosa e “inserta” en el mundo adulto y laboral empecé a usar este accesorio en mi hombro.

Y sí, me da un poco de curiosidad saber cuales son nuestros indispensables a la hora de salir, una vez pregunté eso en mi historia de Instagram y la mayoría contestó que no puede salir de casa sin sus lentes de sol, perfume, o un moño para sujetarse el pelo.

En fin, en este post les quiero compartir como llevo mi mundo en un pequeño espacio, haciendo este ejercicio me sentí satisfecha al darme cuenta que soy prácticamente una minimalista de bolsos, porque llevo muy pocas cosas.

Todo lo que sea papel, o ticket dando vuelta lo saco, tampoco tengo billetes sueltos (como si me sobrara) otro punto importante es la frecuencia de uso de una cartera, es eficaz tener al menos dos bolsos e ir distribuyendo nuestras cosas de una a la otra, esto nos obliga a que tengamos que “limpiar” entre nuestros objetos, no perderlos y además le da un refresh a nuestros looks.

DSC08216.JPG

Estos son los míos, tengo otras bandoleras, pero estos son los habituales: la mochila en donde llevo mi compu y cuadernos (les puse unos pins para darle un poco de onda); la mochila más pequeña que me dijeron que parece Chanel (que más quisiera) y la uso para hacer viajes cortos o para ir al gym; la pequeña bandolera marrón, super práctica y representante de mi estilo terroso y vintage (lo adquirí en una feria a 20p) y esa hermosa pero innecesaria riñonera tornasol, porque soy asesora de imagen pero no perfecta y soy fan de algunos ítems de moda. Ésta ultima la uso en situaciones de fin de semana y con looks más divertidos.

DSC08217.JPG

Y acá lo que llevo dentro: basicamente es esto, mi cuaderno anotador de ideas y cosas pendientes, mis lentes de sol, y un labial para retocar, lo demás son obviedades como el celu y la billetera.

DSC08218.JPG

Cuando sé que voy a pasar más tiempo fuera llevo mi computadora, auriculares si paso mucho tiempo arriba del cole, y un mini necesaire con desodorante, perfumero, alcohol en gel o compresas si fuera necesario.

Nada más ni nada menos, cuando llego a casa procuro sacar todas las cosas del bolso o mochila que usé en el día para que no estén dando vueltas por ahí.

Este es mi mundo, pocas cosas supongo porque tengo flexibilidad de horario, ah y cada tanto llevo mis revistas de moda también.

¿Cómo es tu estilo? ¿Qué cosas llevas día a día?